10 Beneficios del plátano que no podrás creer

10 Beneficios del plátano que no podrás creer

Además de aumentar la energía y concentración, comer esta fruta puede ayudarte a tratar y prevenir muchos problemas de salud, entre ellos:

1. La depresión

Los plátanos contienen triptófano, que más tarde se convierte en serotonina (también conocida como “la hormona de la felicidad”), sustancia capaz de relajar al cuerpo, mejorar el estado de ánimo y aumentar la felicidad. En una investigación reciente, realizada por MIND (una organización benéfica de salud mental), se demostró que un grupo de personas deprimidas se sintieron mucho mejor después de comer un plátano.

2. Estreñimiento

Los plátanos son ricos en fibra, por lo que su consumo regular puede restaurar la función normal del intestino. Con esta fruta ya no es necesario consumir laxantes, y al mismo tiempo tu cuerpo absorbe todos sus nutrientes. Además, el plátano ayuda a evitar la hinchazón. Para ello, cómete uno entre 20 y 30 minutos antes de cada comida, o bien, en el desayuno.

3. Presión Arterial

Al contener altos niveles de potasio y bajo nivel de sal, esta fruta ayuda a tratar naturalmente la hipertensión arterial. Sí, el plátano reduce el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

4. Resacas

El plátano tiene un efecto calmante en el estómago, y cuando se combina con un poco de miel te puede ayudar a equilibrar el nivel de azúcar en la sangre y a hidratar tu organismo. Un smoothie de plátano es la solución perfecta para curar las resacas. Actúa casi de manera inmediata, es fácil de preparar y muy saludable. Se le puede agregar un poco de miel para endulzarlo o combinarlo con frutas, cereales y verduras para hacerlo más nutritivo.

5. Úlceras

La banana es un alimento recomendable para quienes padecen de trastornos intestinales. Su textura suave y lisa crea una capa protectora en el estómago y neutraliza cualquier acidez e irritación que puedas padecer.

6. Reducir la acidez estomacal

Los plátanos tienen un efecto antiácido en el cuerpo. Cuando sientas agruras, cómete un plátano y sentirás un alivio rápido, natural y relajante.

7. Tratar los nervios

Los plátanos son ricos en vitamina B, esencial para el sistema nervioso. Un estudio realizado por el Instituto Australiano de Psicología demostró que la gente más obesa es la que tiene un trabajo estresante. La gordura se debe a que buscan comida reconfortante para intentar evadir el estrés. En su informe, los investigadores concluyeron que “para evitar los antojos provocados por el pánico laboral, es necesario controlar los niveles de azúcar en la sangre tomando tentempiés de alto contenido de carbohidratos cada dos horas”. ¡Así que ya lo sabes! Cómete un plátano en el trabajo o mientras realices actividades que te estresen.

8. Anemia

El plátano, al ser rico en hierro (esencial para la estimulación de hemoglobina en la sangre), es una ayuda natural en los tratamientos de la anemia.

9. Picaduras de mosquitos

Esta fruta también es una alternativa para reducir la hinchazón y la irritación causada por picaduras de insectos. Lo único que tienes que hacer es frotar el piquete con la parte interior de una cáscara de plátano… ¡y listo!

10. Control de temperatura

Algunas culturas reconocen a los plátanos como una fruta muy recomendada para bajar la temperatura corporal. En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas se comen un plátano diario para garantizar que el bebé nazca con una temperatura fresca.

C

Quemaduras en los niños: cómo prevenirlas?

Quemaduras en los niños: cómo prevenirlas?

Captura de pantalla 2017-02-03 a las 13.15.52

Medidas y consejos generales

  • Cuidar con atención a los niños pequeños, evitando que se queden solos en lugares como la cocina y el baño.
  • Mantener a los niños lejados de todos los elementos calientes, inflamables o corrosivos, encendedores y cerillas.
  • Orientar los mangos de las sartenes y cazos hacia adentro, siendo más cauto si se va a freír, utilizando primero los quemadores interiores de la cocina.
  • Probar los alimentos antes de darlos al bebé o al niño, para asegurarse de su temperatura real, especialmente si se utiliza un microondas.
  • Tratar de no usar manteles para evitar que el niño estire de los mismos y se derrame los alimentos calientes.
  • No colocar alimentos, bebidas calientes o velas encendidas, cerca del borde de mesas y mostradores.
  • Evitar tener al niño en sus brazos mientras come o transporta alimentos igualmente calientes.
  • Es aconsejable colocar detectores de humo que deben ser revisados periódicamente. Estoa es obligatorio en otros países.

En el baño

  • Hay que tener cuidado con la temperatura del agua.
  • Es un error llenar la bañera de agua caliente y luego entibiarla con la fría, pues en mitad del proceso el niño podría caerse o meterse inadvertidamente en un baño hirviendo.
  • Ajustar la temperatura del chorro, y desde luego comprobar primero, sobre la propia piel, lo adecuado de la misma.
  • No dejar solos a los niños en la bañera

Otras medidas para el ambiente doméstico

  • Mantener cables y aparatos eléctricos en buen estado, y si es posible fuera de la vista de los niños.
  • Proteger las bombillas con pantallas fijas.
  • Cerrar los enchufes con protectores adecuados y homologados.
  • Evitar el uso de alargadores y la sobrecarga de “ladrones” de corriente.
  • Mantener los aparatos eléctricos desenchufados cuando no se estén utilizando, sobre todo en la zona del baño.
  • Evitar que los niños se acerquen al horno, a la chimenea, a radiadores, estufas u otros medios para proporcionar calor, incluyendo las velas.
  • Colocar objetos como la plancha en alto y con el cordón eléctrico recogido.
  • Además de por otras razones para su salud, es muy importante evitar fumar en casa.
  • Guardar cerillas, encendedores, productos químicos y otros objetos inflamables y peligrosos fuera del alcance de los niños.
  • Es preferible que los niños utilicen prendas de algodón y no prendas sintéticas, sobre todo para dormir.

La exposición al sol

  • Uutilizar una protección solar con filtros adecuados, renovándola cada dos horas.
  • Utilizar una protección solar incluso cuando los recién nacidos y lactantes se encuentren en zonas de sombra el reflejo del sol puede quemarlos.
  • Se puede proteger a los niños con gorras y sombrillas.
  • Evitar exposición al sol en las horas más intensas de radiación, entre las once y las dieciséis horas.
¿En qué consiste una alimentación saludable?

¿En qué consiste una alimentación saludable?

Una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes que necesitas para mantenerte sana, sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.

La nutrición es importante para todos. Combinada con la actividad física y un peso saludable, la buena alimentación es una forma excelente de ayudar a tu cuerpo a mantenerse fuerte y saludable. Si tienes antecedentes de cáncer de mama o estás en tratamiento, la buena alimentación es especialmente importante para ti. Lo que comes puede influir en tu sistema inmunitario, tu estado de ánimo y tu nivel de energía.

captura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-20-04-59Ningún alimento o dieta puede impedir la aparición del cáncer de mama. Si bien los investigadores aún están estudiando los efectos de comer alimentos no saludables (en inglés) en el riesgo de tener cáncer de mama y su recurrencia, lo que sí sabemos es que el sobrepeso (en inglés) es un factor de riesgo, tanto de la primera aparición del cáncer de mama como de su recurrencia. En esta sección puedes aprender a comer de una forma que mantenga tu cuerpo lo más sano posible.

Tips para cuidar niños

Tips para cuidar niños

Crea una lista de información de salud o seguridad. También necesitarás información personalizada de cada niño (como información sobre alergias), pero debes contar con una lista generalizada de números telefónicos para las “peores situaciones posibles”. Puedes incluir a los siguientes:

  • Control de intoxicaciones
  • Estación de policías
  • Departamento de bomberos
  • Línea directa de enfermería
  • Una persona confiable que tenga hijos (como una tía o un padre) para comunicarte con ella por si surge un caso menor de confusión
  • Cualquier otro teléfono relevante